Buceadores realizando curso de iniciación al buceo tras haber obtenido su certificado medico de aptitud para actividades subacuáticas.

Se debe pasar un reconocimiento médico especializado antes de cada curso de buceo, y en cualquier caso una vez al año los buzos profesionales y cada dos años los buceadores deportivo-recreativos.